^ Desplazar hacia arriba
Los pueblos que escriben su historia ven con mayor claridad su destino. OLLA DE INTEGRACIÓN: BOLIVARIANA Y SOBERANA ALIMENTARIA.

MECANISMOS DE INTEGRACIÓN

MEDIOS

 

OLLA DE LA INTEGRACION

Los pueblos que escriben su historia ven con mayor claridad su destino. 

Con hitos y símbolos vamos  marcando  nuestro camino, para que por él transiten las generaciones futuras, hacia el Desarrollo Humano Integral.


OLLA DE INTEGRACIÓN BOLIVARIANA Y SOBERANÍA ALIMENTARIA



Recogimos arcilla  en Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela y en la plaza principal de Ráquira, la mezclamos con participación de hombres y mujeres provenientes de todos los confines de la gran nación bolivariana. El 13 de julio en la ciudad de las ollas  elaboramos varias como la que usted observa en este momento, eran las doce del día, tomamos las vasijas  aún frescas y nuestras manos y mirada se dirigieron hacia el sol, para ofrecer este símbolo donde está todo nuestro pasado y sabemos que asegura nuestro futuro, pues la soberanía alimentaria es el gran desafío del mañana.

 

 

Firmes en nuestro empeño de elaborar una olla mezclando el barro común de las seis naciones a las que Bolívar dio la independencia, el 13 de julio nos fuimos un puñado de bolivarianos a la ciudad de las ollas, llamada así por los muiscas, Ráquira nos recibió con desbordado entusiasmo y alegría, hombres y mujeres, niños y adultos, estudiantes, campesinos, obreros y amas de casa, en la mitad de la plaza revolvimos el barro arrancado de cada una de las naciones a las que Bolívar dio la independencia, las mismas que hoy continúan luchando por su libertad. 

Bolivianos, Ecuatorianos, Colombianos, Panameños, Peruanos y Venezolanos, todos, todos juntos, mezclamos la greda y elaboramos la olla y la levantamos hacia el sol, para devorarnos el futuro y se agitaron banderas y de las gargantas salieron gritos y vivas y ese cuadro no se borrará de la mente de ninguno de los niños que participó en él, tampoco de la nuestra.

El Señor Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia -quien nos acompañó, junto con las delegaciones diplomáticas de Panamá y Venezuela-, tuvo una idea, una bella idea, nos hizo entrelazar las manos y mostrarlas al infinito cubiertas como estaban de esa amalgama de barro bolivariano, las entrelazamos y las levantamos y fue ese quizá, el momento mas hermoso de esa jornada, se me ocurrió pensar que cuando el hombre utiliza las manos para trabajar la tierra, ellas siempre estarán limpias.

El Señor embajador terminó el discurso con varias palabras en su idioma ancestral y el pueblo las repitió, entonces barro, manos y voz se unieron, para empezar a viajar por las montañas y valles, los ríos y mares, los pueblos y ciudades; se elevaran hasta las nieves perpetuas y bajaran hasta una pequeña pieza de inquilinato de cualquiera de nuestras ciudades y llegarán allí con un mensaje de esperanza, es la voz de Bolívar, que dice que seremos libres si estamos unidos, que esta es nuestra patria, la gran nación Bolivariana.

Medios